Bismad, Indian Food & Drink

Basado en un concepto similar al del puesto de cómida rápida que puedes encontrar en cualquier calle de la India: así nació Bismad, Indian Fast Food, en la calle Villaroel. Ahora, tras ocho meses desde su apertura y viendo la respuesta de sus clientes, dan el salto a un concepto más relajado: el de Food & Drink. Es un hindú, a todas luces, diferente. Si te acercas alguna tarde encontrarás varios clientes conectados a sus ordenadores tomando uno de sus riquísimos tés o batidos hindúes (recomendado el “Home Ice Tea” mientras las buenas temperaturas y la garganta aguanten). Lo regentan dos socios con una vida repleta de viajes a sus espaldas. Aquí encuentras un ambiente tranquilo, estimulante, y una cuidada decoración sencilla donde prima la madera. Entre sus imprescindibles: los entrantes Shuruaat; las Samosas, típicas empanadas fritas rellenas de patata y guisantes (placer especiado y acompañado de salsa chutney); el Panner Pakora, un queso fresco suave, sin fermentar, rebozado en harina y garbanzos; y también cualquier Katiroll, rollos de Calcuta exclusivos de este restaurante. No sólo ofrecen comida -riquísima, por cierto-, sino además: conocimiento. Dan clases de hindi y catalán, asesoran sobre viajes y realizan fiestas temáticas y talleres. Que no falte de nada en este “restaurante de cocina tradicional hindú con un toque de aquí”, como dice Kim Singh, uno de sus socios. Este verano estuvieron dos semanas en el nº 2 de Tripadvisor, así que ni engañamos ni lo decimos sólo nosotros: ve(n). Y sobre todo: disfruta cada bocado.